29 de diciembre de 2011

El Jardinero Mágico



El Jardinero Mágico
ve una estrella fugaz
y pide un deseo.



27 de diciembre de 2011

El blues de mi balcón




Voy a cantar
una canción
de corazón
a mi balcón.

Esta canción
de corazón
se llama “El blues
de mi balcón”.



Yo soy feliz
en mi balcón
lleno de cielo,
lleno de sol.

Como un avión,
este balcón
vuela que vuela
de sol a sol.



Ya se termina
esta canción
pero yo sigo
en el balcón.

Sigo cantando
de corazón,
cantando “El blues
de mi balcón”.


----

Canción: El blues de mi balcón


21 de diciembre de 2011

Extraño esa noche



----

Canción: Extraño esa noche


8 de diciembre de 2011

Mi casa me tira de sisa


Mi casa, mi casa
me tira de sisa:
mi pieza, el balcón,
el hall, la cornisa,
las paredes blancas
de piedra caliza,
el piso que es de
madera rojiza;
y aunque esta idea
suene antojadiza,
me queda muy chica
hasta la repisa.

Mi casa, mi casa
me tira de sisa:
la puerta-ventana
que es corrediza,
la alfombra elegante
que nunca se pisa,
el hogar a leña
lleno de ceniza;
si una solución
alguno improvisa,
de premio lo invito
con una gran pizza.

9 diferencias


Entre el dibujo de arriba y el de abajo
hay nueve diferencias.

¿Podés encontrarlas?










Solución

5 de diciembre de 2011

Voy a hacer un chamamé


Voy a hacer un chamamé
todo con la letra “e”
porque me gusta esa letra
y me gusta el chamamé.

Verá usté, le contaré
una historia que escuché
de un paisano que vivía
allá por mi Santa Fe.


Voy a hacer un chamamé
todo con la letra “e”
porque me gusta esa historia
y me gusta el chamamé.

El paisano, fijesé,
se enfrentó a un yaguareté
pero consiguió amansarlo
con un mate tereré.


Voy a hacer un chamamé
todo con la letra “e”
porque me gusta el paisano
y me gusta el chamamé.

El paisano, creamé,
él y su yaguareté,
ahora viven muy contentos
cantando este chamamé.



----

Canción: Voy a hacer un chamamé


28 de noviembre de 2011

Me gustan las películas



Me gustan las películas
con un perro ovejero
que, cuando hay un peligro,
él siempre va primero.

Me gustan las películas
de un héroe enmascarado
con un sombrero blanco
y un caballo plateado.

Me gustan las películas
del cine silencioso
donde está ese “Carlitos”
que es requetegracioso.

Me gustan las películas
con un dragón alado
que vuela entre los árboles
de un bosque encantado.

Me gustan las películas
que son de dibujitos,
con coyotes, panteras
y también ratoncitos.



Me gustan las películas
con naves espaciales
que recorren los cielos
de espacios siderales.

Me gustan las películas
de un vaquero montado
que cruza las praderas
arriando su ganado.

Me gustan las películas
en las que un detective
le da un beso a la chica
esa a la que él persigue.

Me gustan las películas,
las que son de terror,
con vampiros nocturnos
que causan mucho horror.



Me gustan las películas
donde un joven valiente
lucha contra un tirano
que oprime a la gente.

Me gustan las películas
con playas tropicales
y selvas donde habitan
salvajes animales.

Me gustan las películas
de un pirata malvado
que en su barco, mil veces,
los mares ha surcado.

Me gustan las películas
que me hacen fantasear
que un día, en una de ellas,
yo también voy a actuar.


24 de noviembre de 2011

Las estrellas



----

Canción: Las estrellas

23 de noviembre de 2011

El Señor Chaplín



----

Canción: El Señor Chaplín


21 de noviembre de 2011

El Mago Ciruelo



----

Canción: El Mago Ciruelo



Un agradecimiento a Andrew Grant, en cuyo estudio
se grabaron estas primeras canciones.

15 de noviembre de 2011

Andate a dormir, lunita...




Andate a dormir, lunita,
que es hora de descansar,
y cuando te hayas dormido,
yo me voy a despertar.



14 de noviembre de 2011

Justo detrás de mi casa



Justo detrás de mi casa
se encuentra un bosque de pinos,
pinos fuertes y frondosos,
pinos altos, pinos finos.

Hay pájaros y conejos,
ardillas y mariposas,
un montón de margaritas
y un puñadito de rosas.

Justo detrás de mi casa
se encuentra un bosque de pinos;
subiendo y bajando lomas
se cruzan cuatro caminos.

El techo, un montón de ramas,
el piso, un montón de hojas,
unas, marrones y verdes,
otras, doradas y rojas.

Justo detrás de mi casa
se encuentra un bosque de pinos;
aquí no hay duendes ni hadas,
ni princesas ni adivinos.

Sólo yuyitos y pasto
y un senderito de flores,
hojas secas y ramitas,
plantas de todos colores.

Justo detrás de mi casa
se encuentra un bosque de pinos,
con sus silencios nocturnos
y sus ruidos matutinos.


8 de noviembre de 2011

“Hola, buen día, día”



“Hola, buen día, día”,
digo con alegría;
digo “buen día, cielo”,
digo “buen día, sol”;
esta vida es mi vida,
la vida de este día;
este día es mi día:
este día soy yo.

7 de noviembre de 2011

Hoy hallé el modo de unir...


Hoy hallé el modo de unir
lo que está en mi corazón
con el mundo que está afuera;
hoy encontré la manera:
¡es cantando una canción!


6 de noviembre de 2011

En medio del bosque



En medio del bosque
cruje una rama,
mientras la luna
alumbra callada.

En medio del bosque
cae una rama,
mientras la luna
alumbra callada.

En medio del bosque
crece una rama,
mientras la luna
alumbra callada.

3 de noviembre de 2011

Juego y juego...


Juego y juego,
después, más juego,
juego y más juego,
siempre jugar;
y si este juego
ya se termina,
¡un nuevo juego
va a comenzar!


Mediodía, medianoche...


Mediodía, medianoche,
medianoche, mediodía...
qué rápido pasan las horas,
qué rápido pasan los días.


2 de noviembre de 2011

Este círculo está vivo...




Este círculo está vivo
(lo mismo que ese cuadrado)
si se parece pero no es
igual al que está a su lado.



29 de octubre de 2011

9 diferencias


Entre el dibujo de arriba y el de abajo

hay nueve diferencias.

¿Podés encontrarlas?










Solución

25 de octubre de 2011

Tengo una casa que está justo frente a un paraíso


Tengo una casa que está
justo frente a un paraíso
(con sus ramas hasta el cielo
y sus raíces en el piso).

(A veces pienso que yo
soy como ese paraíso
—con mi cabeza en el cielo
y mis pies, aquí, en el piso.)

23 de octubre de 2011

La luna en el cielo



La luna en el cielo,
el viento en los pinos,
el río que corre,
callado, tranquilo.

La luna en el río,
los pinos callados,
el viento, tranquilo,
va de lado a lado.

La luna callada,
el viento en el río,
tranquilos, callados,
se mecen los pinos.

20 de octubre de 2011

9 diferencias


Entre el dibujo de arriba y el de abajo
hay nueve diferencias.

¿Podés encontrarlas?










Solución

19 de octubre de 2011

¿Por qué nadan los peces?...


¿Por qué nadan los peces,
por qué andan por el mar?
Para hacerle caricias,
caricias al nadar.

¿Por qué vuelan los pájaros?...


¿Por qué vuelan los pájaros,
por qué andan por el cielo?
Para hacerle cosquillas,
cosquillas con su vuelo.

18 de octubre de 2011

Zafarrancho

Rancho desordenado.

La causa: el dueño del Zafarrancho zafa ancho
a la hora de la limpieza y el mantenimiento.

El responsable del Zafarrancho: el gaucho matero
(en la ilustración vemos a uno en plena actividad).



“Tiene la tapera hecha una tapera”, piensa el hornero
que anida en el techo (temiendo que éste se le venga
abajo en cualquier momento).

Molina Campos, que retrató tan primorosamente
la vida del campo, jamás se atrevió a pintar uno
(y lo bien que hizo).

Tráctor intestinal

Tractor que recorre el tracto intestinal arrastrando
toda la comida chatarra (tractando, al menos).

En la ilustración vemos a un Tráctor intestinal
arrastrando el producto de un festín chatarra:
una hamburguesa con papas fritas y huevos fritos,
y un pancho con papas rejilla, todo regado
con abundante gaseosa cola.

Encima del Táctor, conduciéndolo: una enzima
(¡ésto sí que es coherencia!).



Por último, si cuando están haciendo la digestión
escuchan como un “CHUF CHUF” que proviene
de la panza, es el Tráctor intestinal que está
haciendo su trabajo.

(Por qué el Tráctor hace “CHUF CHUF” y no
“TRÁC TRÁC” es otro de los misterios que encierra
el funcionamiento del organismo humano.)

In-fluido

Líquido influenciado por otro.

Un ejemplo: el café negro, cuando es influenciado
por la leche, se convierte en un café con leche.

(Si la In-fluencia es mínima, el café negro
se convertirá apenas en un cortado...)



Pregunta frecuente: ¿El azúcar (o el edulcorante)
In-fluyen en los fuidos?

Respuesta frecuente: No.

Aclaración frecuente: El azúcar (o el edulcorante)
modifican los líquidos pero, como no son fluidos,
no los In-fluyen (a menos, claro, que el edulcorante
sea líquido, en cuyo caso: sí).

Actividad.

¿Qué In-fluidos conoces?

- Enuméralos

- Ordénalos por orden alfabético (o por color,
densidad o sabor)

- Prepárate (como premio) tu In-fluido favorito.

Recomendamos esta actividad para un día de lluvia
(de ésos en los que el agua que cae del cielo In-fluye
sobre todo, hasta en nuestro humor).

Muymut (o Másmut)

Mamut gigantesco, descomunal (grande como una
comuna, si se quiere).

Si el mamut ya era un bicho enorme, imagínense
el tamaño de éste...

Tan grande era que, cuando lo veían venir,
los demás bichos de la Prehistoria exclamaban:
“¡Uy, ahí viene Muy!”... o “¡Zás, ahí viene Más”!



(Estudios recientes, basados en los parámetros
repetitivos de las huellas fósiles halladas,
han confirmado el gusto que tenían los bichos
prehistóricos por la rima.)

La ilustración, a la manera de un cuadro comparativo,
muestra los tamaños relativos del mamut y del Muymut.

(También muestra que, a pesar del gusto por la rima,
al Muy no se le arrimaban.)

Laucha Grecorromana

Laucha luchadora de la antigüedad clásica.

Cultoras del arte de la lucha grecorromana,
estas lauchas eran capaces de vencer a los gatos
de aquella época que apenas sabían
maullar y rasguñar.

Ellas decían que, en materia de lucha,
estos gatos eran unos quesos.

Ya llegó la primavera...


Ya llegó la primavera
y hoy me vino a saludar;
yo le respondo el saludo
¡dele y dele estornudar!

17 de octubre de 2011

Árboles de primavera


Los árboles de la plaza

Los árboles de la plaza
se han vuelto, parece, locos,
con colores increíbles
como yo he visto muy pocos.

Los árboles de la plaza
están un poco “tocados”,
con colores que no existen,
con colores inventados.

Los árboles de la plaza
están bastante “chiflados”,
con azules improbables,
con imposibles morados.

Los árboles de la plaza
están todos delirados:
celestes resplandecientes,
fosforescentes rosados.

Los árboles de la plaza
se han vuelto locos, parece;
todo lo que crece brilla,
todo lo que brilla crece.



----

Estos árboles rosados...

Estos árboles rosados
de la Avenida Donado
están todos medio locos,
están todos delirados.



----

Este árbol de primavera...

Este árbol de primavera
es cosa de no creer;
hace música en silencio:
¡una canción para ver!

15 de octubre de 2011

Hay dragones a montones


Hay dragones a montones,
en el piso, en los cajones,
en el patio, en la cocina,
debajo de los sillones.

Dragones en las revistas
y en los libros de lectura
-esos libros para chicos
que tienen la tapa dura.

Hay dragones a montones,
muchos más que tiburones,
que jirafas y camellos,
que tigres y que leones.

Dragones que lanzan fuego
por la boca y la nariz
-si un dragón no lanza fuego,
un dragón no es feliz.

Hay dragones a montones,
grandotes como camiones,
larguísimos como trenes,
voladores como aviones.

Dragones para jugar,
de madera o de hojalata,
con un piolín en el cuello
y una rueda en cada pata.

Hay dragones a montones
que se juntan en reuniones,
y cuando están todos juntos:
¡son un montón de dragones!


14 de octubre de 2011

No me importa lo que digo


No me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ritmo;
no me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ‘swing’.

“Casa quinta: mucha pinta.
Casa cuna: mucha luna.
Caserío: hasta el río.
El teléfono hace ‘ring’.”

No me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ritmo;
no me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ‘swing’.

“Cara linda: la Melinda.
Cara blanca: la potranca.
Caramelo: de pomelo.
El microondas hace ‘ting’.”

No me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ritmo;
no me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ‘swing’.

“Como mucho: cucurucho.
Como todo: hasta el codo.
Comodones: los sillones.
El ascensor hace ‘ping’.”

No me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ritmo;
no me importa lo que digo
siempre y cuando tenga ‘swing’.