21 de noviembre de 2017

¡El trabajo de mi vida!


¡El trabajo de mi vida! 

Tengo pedidos continuos,
son pedidos de trabajo,
los del balcón de allá, arriba,
los del balcón de aquí, abajo.

El de arriba pide cielos,
los de una noche estrellada,
el de abajo pide flores
de jazmín y de lavanda.

Tengo pedidos continuos,
día, tras día, tras día;
satisfacer los pedidos
de cielos y de balcones,
de soles, lunas y flores,
esa es, creo, mi labor:
¡el trabajo de mi vida! 

Douglas Wright



16 de noviembre de 2017

Un paisaje en miniatura



Un paisaje en miniatura 

El árbol es un paisaje,
un paisaje en miniatura;
el tronco, tierra que surge,
las ramas, en las alturas.

El árbol es un paisaje,
un paisaje de la vida;
raíces hacia lo hondo,
ramas altas hacia arriba,
y al llegar la primavera:
¡una copa florecida! 

Douglas Wright



Esta lunita traviesa


Esta lunita traviesa


Esta lunita traviesa
se refleja donde quiere;
en las calles, en los techos,
las veredas, las paredes.

Esta lunita traviesa
se refleja en todos lados,
pero el lugar que prefiere:
¡las aguas quietas de un lago!

Esta lunita traviesa
se refleja en todas partes
y no me sorprendería
ver su reflejo hasta en Marte.

¡Esta lunita traviesa
va de reflejo en reflejo
jugando a que el universo
es como un enorme espejo!


Douglas Wright



14 de noviembre de 2017

¡Qué bestias maravillosas!


¡Qué bestias maravillosas!

¡Qué bestias maravillosas,
los árboles de la plaza!;
ellos saben lo que siento,
ellos saben qué me pasa.

Douglas Wright



13 de noviembre de 2017

El “Coro de Douglas”


El “Coro de Douglas”
(¡mi modo de cantar!)


Igual que una aplanadora
hecha toda de suspiros,
así es el “Coro de Douglas”,
que es mi voz y mi sonido.

Seis vocecitas que suenan,
un poco, a coro escolar,
esa es mi voz, mi sonido
y mi modo de cantar.

Como una locomotora
hecha toda de murmullos,
así es el “Coro de Douglas”,
que suena como un arrullo.

Dos Jardineros, dos Bookman,
y también dos Viejos Now,
esa es mi voz, mi sonido
y el modo en que canto yo.

Como un cohete a la luna
hecho de aire, nomás,
así es el “Coro de Douglas”,
que es mi voz y mi sonido,
que es mi murmullo y mi arrullo:
¡que es mi modo de cantar!


Douglas Wright



12 de noviembre de 2017

Esta ciudad tan lejana


El zoom sobre LA CIUDAD MÁS LEJANA

Otra vez, días y días —¡muchos días!— restaurando,
retocando y coloreando los dibujos para LA CIUDAD
MÁS LEJANA, el juego que Eduardo Abel Gimenez y yo
hicimos para MIS AMIGOS DE OTROS MUNDOS.

Poco a poco me voy metiendo en ese mundo que dibujé
hace más de veinte años, y vuelvo a reencontrarme con sus rinconcitos y con sus detalles.

Y, otra vez, surge una poesía —a modo de tributo,
¡a modo de festejo!

----

Esta ciudad tan lejana


Esta ciudad tan lejana,
al fondo de la galaxia,
me resulta muy simpática,
me hace reír, me hace gracia.

Edificios circulares
con burbujas de cristal,
árboles que dan ladrillos,
tuberías de metal.





Esta ciudad tan lejana,
al fondo del universo,
merece una poesía,
unas líneas, unos versos.

Gente, contenta, paseando
con sus cascos espaciales,
autos de formas extrañas,
caminitos circulares .





Esta ciudad tan lejana
es distinta y parecida
a las ciudades de aquí,
por donde anda la gente,
por donde andan los autos:
¡por donde anda la vida!


Douglas Wright


LA CIUDAD MÁS LEJANA


Otro de los juegos que  Eduardo Abel Gimenez y yo
hicimos para “MIS AMIGOS DE OTROS MUNDOS”:


LA CIUDAD
MÁS LEJANA


Estamos llegando a la ciudad de Jiribiliji, capital del
planeta Uku. Es la ciudad más lejana de la galaxia,
donde casi nadie ha llegado antes. Esperamos
encontrar asombrosos habitantes de costumbres
extrañas… Y así es, porque resultan exactamente
iguales a nosotros. Apenas repuestos de la sorpresa,
observamos con atención el paisaje de esta página.
Mientras tanto, en la página que está más abajo




aparecen nueve escenas captadas por mis
sensores, que son capaces de atravesar paredes,
puertas y ventanas. Nuestro desafío: descubrir en
qué sitio de la ciudad está oculta cada escena.



----

 EQUIPO DE EMERGENCIA


----

SOLUCIÓN


7 de noviembre de 2017

Vi al cielo del mediodía




Vi al cielo del mediodía


Vi al cielo del mediodía
azulando el pavimento,
como un cielo aquí, en el suelo,
reflejado en el cemento.

Vi al cielo del mediodía
haciendo lila el tejado
de la casa del vecino,
sin que el vecino siquiera
se diera por enterado.

Vi al cielo del mediodía
azulando las paredes,
poniendo rosa en la tierra,
salpicando luz en forma
de brillantes redondeles.

Vi al cielo del mediodía
y, al levantar la mirada,
el cielo y yo nos miramos
frente a frente, cara a cara.


Douglas Wright



3 de noviembre de 2017

En la lluviosa mañana


En la lluviosa mañana

Un pajarito, un zorzal,
pegó contra mi ventana,
se quedó un rato, aturdido,
sobre el borde del balcón,
y parecía preguntarse
“¿qué demonios hago yo
posado aquí en tu balcón
en la lluviosa mañana?”.

Douglas Wright



2 de noviembre de 2017

Una canción del camino


Una canción del camino


Una canción del camino,
esa quiero componer;
una canción para ir
y también para volver.

Arboledas, cielos amplios,
bosques verdes, lago azul;
por ahí anda mi camino,
mi camino que es canción.

Una canción del camino,
esa quisiera cantar;
una en la que no importe
mi eterno desafinar.

Playas blancas, mares calmos,
nubes que van hacia el sur;
por ahí anda mi camino,
mi camino que es canción.

Una canción del camino,
esa es la que anda en mi mente;
con soles de mediodía
y con lunas refulgentes.

Lunas llenas, noches claras,
estrellas formando un tul;
por ahí anda mi camino,
mi camino que es canción.

Una canción del camino
como un sendero en el mar,
un sendero que es la estela
de la canción del camino
que yo quisiera cantar.


Douglas Wright



28 de octubre de 2017

Más preguntas y respuestas




Estas preguntas me las hicieron los alumnos
de un colegio en Inglaterra que estaban trabajando
con la poesía “Dos más dos, azul”.


Dos más dos, azul

Dos más dos, azul;
cuatro y cuatro, rojo;
¡así es como sumo,
a mi gran antojo!

Verde y rojo, cien;
gris y azul, doscientos;
¡mezclo los colores
como yo lo siento!

Y así es como rimo
yo mis poesías:
rimo Do con Re,
Pedro con María,
dulce con helado,
rojo con sandía,
media con zapato,
rimo sol con día,
noche con estrellas,
¿y risa, con qué,
con qué rimo risa?,
¡sí, con alegría!

Douglas Wright



  


1. ¿Cuántos poemas ha escrito, y son todos divertidos como “Dos más dos, azul”?
 
En mi blog “El Jardín de Douglas” hay más de 500 (algunas son poesías cortitas, que yo llamo “Bocaditos” –algo así como “Snacks”).

 
En general, en casi todas mis poesías hay humor (supongo que son, también, tan divertidas como “Dos más dos, azul”).
 
2. ¿Por qué se suman colores y números en “Dos más dos, azul”?

Esta poesía está protagonizada por “Bookman”, que aparece ilustrándola en el blog.

 
De mis personajes, él es el que “hace lo que quiere, lo que se le da la gana”.
 
En algunos casos, como éste, mis poesías transitan algo así como un “Nonsense” (como el de Lewis Carroll en “Alicia en el país de las Maravillas”, por ejemplo), y entonces se altera la lógica convencional, por decirlo de algún modo (y en vez de rimar por el sonido de las palabras, rimo por sus contenidos o significados).
 
3. ¿Qué o quién le inspiró?

En este caso, el gusto por lo absurdo, y por el sonido de las palabras.
 
4. ¿Cuál es su poema favorito?

Algunas de las poesías de Manuel J. Castilla y de Antonio Machado están entre mis preferidas (y las de Walt Whitman y los haiku de Basho también).

 
De las mías, “El mago Ciruelo” está entre las que más me gustan.
 
5. ¿Por qué tiene usted un nombre inglés? ¿Tiene familia en otras partes del mundo?
 
Porque soy descendiente de ingleses y de escoceses, por el lado paterno, y de españoles por el lado materno. ¡Una flor de mezcla!

6. ¿Lleva toda la vida en Argentina? ¿Cómo es su ciudad?
 
Sí, he vivido toda mi vida en Argentina, aunque he visitado Inglaterra varias veces siendo niño.

 
Aquí, en esta sección de mi blog, están “Los Bocaditos de Buenos Aires”,
que la pintan un poco.
 

http://eljardindedouglas.blogspot.com.ar/2011/09/bocaditos-de-buenos-aires.html

 
7. ¿Qué quería ser cuando era pequeño? ¿Siempre quería ser poeta?
 
Creo que, al principio, quería ser un “cowboy” -como los de las películas del “Far West” que veía de niño.

 
Luego quise ser músico y cantante, como los “Beatles” (y un poco lo fui en la secundaria).
 
Aún ahora sigo haciendo canciones (muchas de ellas para chicos) con mi guitarra y mi voz (y también sigo haciendo mis versiones de las canciones de los Beatles –que están el mi otro blog “Otros Douglas”).
 
No, nunca quise ser poeta. Lo de escribir poesías surgió de grande, en gran parte por el gusto por las letras de las canciones.
 
8. ¿Quién es su ídolo o héroe?
 
Empecé dibujando, así que mis primeros ídolos o héroes fueron los dibujantes de historietas y de humor y sus personajes: “El Príncipe Valiente”, de Hal Foster, “El Corto Maltés”, de Hugo Pratt, por ejemplo.

 
Y sigo dibujando siempre, en mis blogs casi todo lo que escribo está acompañado por mis dibujos.

 

¡Regalos de la mañana! (un invitado especial)


¡Regalos de la mañana!
(un invitado especial)


Abejas y mariposas
y un pequeño picaflor:
¡regalos que la mañana
hoy le brinda a mi balcón!

En la planta de lavanda,
reverberante de sol,
un inquieto colibrí
picotea en cada flor.

Regalos que la mañana
hoy le brinda a mi balcón:
abejas y mariposas
y un invitado especial,
¡un inquieto picaflor!


Douglas Wright