6 de abril de 2020

¿Cómo serán los marcianos?


¿Cómo serán los marcianos? 

Muchas veces me pregunto
cómo serán los marcianos;
¿tendrán caras, tendrán ojos,
tendrán dedos, tendrán manos?


¿Serán de un solo color,
serán lisos o rayados;
tendrán la cara verdosa
y los pelos colorados?


Cuántas veces me pregunto
cómo serán los marcianos;
¿tendrán padres, tendrán madres,
tendrán hermanas y hermanos?


¿Harán cosas divertidas
a la hora de jugar;
juegos con una pelota,
de correr y de saltar?


Tantas veces me pregunto
cómo serán los marcianos;
¿serán gordos, serán flacos,
muy pesados o livianos?


¿Tendrán perros con diez colas
y elefantitos con alas,
tortas de catorce pisos,
gaseosas metalizadas?


Siempre, siempre me pregunto
cómo serán los marcianos,
y si serán muy distintos
de nosotros, los humanos.


Douglas Wright


13 de marzo de 2020

La tierra donde todas las palabras siempre terminan en “onte”



La tierra donde todas las palabras
siempre terminan en “onte”


Un bisonte y un sinsonte
andan en medio del monte;
viven juntos en la tierra
donde todas las palabras,
aunque empiecen diferente,
siempre terminan en “onte”.



Gliptodonte y mastodonte
marchan hacia el horizonte;
viven juntos en la tierra
donde todas las palabras,
aunque empiecen diferente,
siempre terminan en “onte”.



¡Y hasta un rinoceronte
y una ballena geronte
viven juntos en la tierra
donde todas las palabras,
aunque empiecen diferente,
siempre terminan en “onte”!



Si tan solo el elefante
se llamara “elefonte”,
viviría en la tierra
donde todas las palabras,
aunque empiecen diferente,
siempre terminan en “onte”.



 Douglas Wright


10 de marzo de 2020

Mi avión de juguete


Mi avión de juguete 

Mi avión de juguete
rueda por la pista,
hace mil piruetas,
es un gran artista.




Sus alas son rojas,
de un rojo con brillo,
su cola es naranja,
su cuerpo, amarillo.




Mi avión de juguete
es mi gran amigo,
yo juego con él
y él juega conmigo.




Vuela hacia adelante
y vuela hacia atrás;
vuela, vuela y vuela
hasta no dar más.




Mi avión de juguete
sale de paseo,
si el día esta lindo,
si el día está feo.




Gira y gira y gira,
sube y baja y baja,
y, cuando es de noche,
duerme en una caja.




Mi avión de juguete
sueña con un cielo
donde los aviones
siempre están en vuelo.




 Douglas Wright


----

Este avioncito comenzó siendo un juguete que diseñé
para la empresa “Materiales Educativos DELFÍN”,
de mi amigo Chachy Oviedo, y que él desarrolló
como juguete de arrastre.

Así que, si bien nunca voló, seguramente ha carreteado
por unos cuantos pisos.

Aquí, fotos y dibujos de los primeros prototipos.







18 de febrero de 2020

¡Arbolitos a montones!



¡Arbolitos a montones! 

Unos árboles enormes,
unos árboles gigantes,
como columnas inmensas
de templos impresionantes.

Unos árboles delgados,
unos árboles flaquitos,
clavados sobre la tierra
como un montón de palitos.

Unos árboles gordotes,
unos árboles robustos,
como elefantes pacíficos
pastando entre los arbustos.

Unos árboles resecos,
con sus troncos quebradizos,
como dos manos nudosas
levantándose del piso.

Unos árboles, barrotes
de una jaula de madera,
una pajarera inmensa
que abarca la Tierra entera.

Unos árboles al fondo,
allá, sobre el horizonte,
como unas nubes caídas
que se han convertido en monte.

Unos árboles finitos,
mis lápices de colores,
para pintar arbolitos
verdes, rojos y marrones,
arbolitos y arbolitos,
¡arbolitos a montones! 

Douglas Wright



17 de febrero de 2020

Con mi burrito yo voy


Con mi burrito yo voy 

Con mi burrito yo voy
por el camino del cerro;
al trote va mi burrito,
también va al trote mi perro.


 Con mi burrito yo voy
por un sendero de piedra;
arriba, brillando, el sol,
y abajo, en sombras, la tierra.


 Con mi burrito yo voy
bajando, al paso, la cuesta;
el pueblo duerme en silencio
a la hora de la siesta.


 Con mi burrito yo voy
debajo de la arboleda;
toda la calle está en sombra,
toda, en sombra, la vereda.


 Con mi burrito yo voy
por el camino del valle;
el pasto crece muy verde,
y hay pasto hasta en la calle.


 Con mi burrito yo voy
por un sendero del prado,
con mi sombrero, mis botas
y mi poncho colorado.


 Con mi burrito yo voy
como montando una nube
que, cuando trota mi burro,
sube y baja, baja y sube.


 Douglas Wright


30 de enero de 2020

El señor Astaire



El señor Astaire 

El señor Astaire
vuela por el aire
con toda su gracia,
¡con tanto donaire!


Magia en sus zapatos
tiene este señor;
cuando zapatea,
él es el mejor.


Es muy delgadito
este chiquitín;
casi tan chiquito
como el gran Chaplín.


Sombrero de copa
con frac y bastón,
así va vestido
en toda ocasión.


Con su compañera,
la rubia Ginger,
baila de la noche
al amanecer.


Él salta y rebota,
va de lado a lado,
pero siempre, siempre,
cae bien parado.


El señor Astaire
está hecho de aire;
en él, todo es gracia
¡y todo es donaire!


Douglas Wright


25 de enero de 2020

¿Cómo es mi casa?


¿Cómo es mi casa?

Mi casa es alta
y en una fuente
que hay en el fondo
el agua salta.


Mi casa es chica
y el sol que entra
por la ventana
la piel me pica.


Mi casa es grande
y a jugar fuera
de los salones
no hay quien me mande.


Mi casa es bella
y en la ventana
del dormitorio
vive una estrella.


Mi casa es vieja
y sobre el techo
de la buhardilla
falta una teja.


Mi casa es fea
pero me gusta
aunque mi casa
sea como sea.


Mi casa es corta,
si estiro el brazo
llego hasta el fondo,
pero no importa.


Mi casa es gris
y cada uno
que vive en ella
vive feliz.



Douglas Wright


29 de diciembre de 2019

Un montón de flores blancas (para esta Navidad)




Un montón de flores blancas
(para esta Navidad) 

Este “Quique, el quinotero”,
me ha regalado, otra vez,
un montón de flores blancas
en un nuevo florecer.

Otra vez, el quinotero,
me dio un puñado de flores
que han dejado mi balcón
lleno de dulces olores.

Digo, por segunda vez,
el “Quique” me ha regalado
una nueva primavera,
ya comenzado el verano.

Me parece que es el modo
que él tiene de festejar
estas fiestas de Año Nuevo
y las de esta Navidad.

Y, en vez de esa nieve hecha
con pompones de algodón,
lo adornan, revoloteando,
una docena de abejas,
dos o tres maripositas
¡y hasta un gordo moscardón! 

Douglas Wright



23 de diciembre de 2019

Ando flotando por el espacio




Ando flotando por el espacio


Ando flotando por el espacio
en una nave muy especial
—veo las estrellas y los planetas,
veo las galaxias y los cometas.

Ando flotando por el espacio
en una nave grande y redonda
—todo me asombra y me maravilla,
todo se mueve y todo brilla.

Ando flotando por el espacio
en una nave que es un planeta
—sobre mi nave, que es un gran mundo,
voy por el cielo azul profundo.

Ando flotando por el espacio
en una nave muy especial
—en una nave llamada Tierra,
en una nave llamada Casa,
en una nave llamada Hogar.


Douglas Wright