19 de mayo de 2019

Videos y canciones en YouTube


Videos y canciones en YouTube
haciendo click aquí:

Douglas Wright en YouTube

17 de mayo de 2019

¡Ah, qué jardín tan bonito!





¡Ah, qué jardín tan bonito!
(el jardín de mi vecina)


¡Ah, qué jardín tan bonito,
el jardín de mi vecina!
—un jardín en miniatura
sobre una vieja cocina.

¡Ah, qué jardín tan bonito,
un jardín en miniatura!
—que yo disfruto de aquí,
desde arriba, en las alturas.

Digo una y otra vez:
“¡ah, qué jardín tan bonito!”
—que yo veo desde aquí,
desde mi propio balcón,
a vuelo de pajarito.


Douglas Wright



14 de mayo de 2019

¡Ah, qué cielo tan azul!


¡Ah, qué cielo tan azul!


¡Ah, qué cielo tan azul,
ah, qué sol tan amarillo,
ah, qué árboles tan verdes
—qué bueno es tener a mano
lápices y marcadores
acá cerca, en el bolsillo!



¡Ah, qué cielo tan azul,
qué sol redondo, brillante
—y esas copas de los árboles
que parecen estallar
en tantos tonos de verde,
verdes alegres, vibrantes!



¡Ah, qué cielo tan azul
—casi, de un azul cobalto—,
saludándonos a todos,
abarcándonos a todos,
cobijándonos a todos
desde allá, desde lo alto! 

Douglas Wright


9 de mayo de 2019

28 de abril de 2019

La brisa de la mañana


La brisa de la mañana 

La brisa de la mañana
le pide, al fresno, permiso
para llenar de amarillo
todo, todo, todo el piso.

La brisa de la mañana
le pide, al fresno, sus hojas
y el fresno, poquito a poco,
de sus hojas se despoja.

La brisa de la mañana
llena el aire de amarillo
con las hojitas del fresno,
que bailan con alegría,
que vuelan llenas de brillo. 

Douglas Wright



27 de abril de 2019

¡Qué lago tan transparente!



¡Qué lago tan transparente! 

¡Qué lago tan transparente,
qué lago tan cristalino,
si hasta me parece que
agua y cielo son lo mismo! 

Douglas Wright



Una canción de cuna para la luna



23 de abril de 2019

Este árbol alquimista




Este árbol alquimista 

Este árbol alquimista
—el fresno frente a mi casa—
transforma en oro sus hojas
como por arte de magia.

Este árbol alquimista
va cambiando ante mis ojos
—se va transformando, digo,
hasta hacerse puro oro.

Este árbol alquimista
es pura transformación
—su magia está en el otoño,
su alquimia es la estación. 

Douglas Wright



Un collarcito de perlas




Un collarcito de perlas 

Un montón de nubecitas,
formando como un collar,
allá, atrás del paraíso,
dele brillar y brillar.

Un montón de nubecitas,
formando un collar de nubes,
como perlas, por el cielo,
suben, bajan, bajan, suben…

Un montón de nubecitas:
la siesta se ha engalanado
y, a este cielo de la tarde,
le ha dado un collar de perlas,
un collarcito le ha dado. 

Douglas Wright


20 de abril de 2019

¿Avioncitos de papel?


¿Avioncitos de papel? 

¿Avioncitos de papel?
—¿o son estrellas fugaces
las que brotan de los fresnos
y por el aire se esparcen?

¡Avioncitos de papel
y estrellitas amarillas,
que caen desde los fresnos
hasta que la calle brilla! 

Douglas Wright



18 de abril de 2019

Hay un cielo allá en el Norte





¡Qué cosa, lo que yo veo!


¡Qué cosa, lo que yo veo! 

¡Qué cosa, lo que yo veo!
—digo, lo que ven mis ojos—,
distinto de lo que ven
mi camarita de fotos
y lo que ven mis anteojos.

Ellos ven lo que ellos ven
y yo veo lo que veo
—todo profundo, más amplio,
todo vivo, luminoso,
sin límites, sin un marco—;
¡qué modo de ver tan lindo,
qué modo de ver tan bello! 

Douglas Wright



15 de abril de 2019

¡Cómo resuena mi voz!


¡Cómo resuena mi voz!


¡Cómo resuena mi voz
en medio de las montañas!
—mi voz crece, se hace grande,
al cielo mismo lo araña.

¡Cómo resuena mi voz
entremedio de los cerros!
—profunda como campanas,
alegre como cencerros.

¡Cómo resuena mi voz!
—que ya no es tan solo mía
sino la voz de los cerros,
de las montañas y valles:
¡la voz de la vida misma!


Douglas Wright



14 de abril de 2019

Martín y María



Atardece entre los cerros




Atardece entre los cerros 

Atardece entre los cerros
—entre los cerros del norte—,
allá al fondo, allá atrás,
allá, tras del horizonte.

Anochece allá en el norte;
la quebrada es una cuna
hecha de cerros y montes
donde se mece la luna.

Atardece en la quebrada
—allá en el norte, anochece—
y en la cuna de la noche,
ahí donde duerme la luna,
el silencio se hace grande,
el silencio se hace inmenso,
digo: el Gran Silencio crece. 

Douglas Wright



13 de abril de 2019

¡Qué cosa, esos adoquines!




¡Qué cosa, esos adoquines! 

¡Qué cosa, esos adoquines!
—que parecen pajaritos
que vuelan a ras del suelo,
que vuelan a ras del piso. 

Douglas Wright


9 de abril de 2019

Árboles marrones…


Árboles marrones… 

Árboles marrones,
árboles azules,
amarillos y violeta
—verdes, rojos y naranja,
cargados de tierra siena.

¡Qué manera de jugar
a pintarse de colores
cuando ninguno los ve,
a la hora de la siesta!

Árboles marrones,
árboles azules,
amarillos y violeta:
¡toda la plaza festeja,
toda la tierra, de fiesta! 

Douglas Wright



6 de abril de 2019

3 de abril de 2019

La Pachamama pintora





La Pachamama pintora


Todo, tal cual, en su sitio:
la cordillera nevada,
el caminito de tierra,
un cerro del lado izquierdo
y el río a la derecha.

Todo, tal cual, en su sitio,
todo, todo en su lugar:
el cielo azul, despejado,
un monte de pasto seco,
los árboles y las piedras.

Todo, tal cual, en su sitio,
todo, como debe ser:
la Pachamama pintora,
con su rústico pincel,
pinta un paisaje norteño
a la hora de la siesta.


Douglas Wright



2 de abril de 2019

Un jarroncito con flores


Un jarroncito con flores 

Un jarroncito con flores,
un jarroncito, nomás,
la mesa marrón, abajo,
la pared blanca, atrás.

Unas florcitas silvestres
brotan, como una explosión,
de la boquita redonda,
de la boca del jarrón.

Un jarroncito con flores,
un jarroncito, nomás:
¡musiquita de colores
dele sonar y sonar! 

Douglas Wright



1 de abril de 2019

A los árboles charlando


A los árboles charlando


A los árboles charlando,
casi los puedo escuchar
—dele charlar con sus ramas,
dele charlar con sus hojas,
¡dele charlar y charlar!

(Con sus verdes, con sus rojos,
sus marrones y amarillos,
con sus raíces oscuras
y copas llenas de brillo.)

Casi los puedo escuchar,
a los árboles charlando
—de los pájaros, del sol,
de las nubes, las estrellas,
del invierno y del verano.

(De los vientos que sacuden
sus ramas en el invierno,
de las brisas del verano
como un abracito tierno.)

Ya lo dije muchas veces:
¡yo soy como un árbol más!;
a los árboles charlando,
con mi silencio de árbol,
casi los puedo escuchar.


Douglas Wright



19 de marzo de 2019

De noche, la luna brilla




Canción basada en la poesía del mismo nombre.

Letra y música, guitarras
y voces: Douglas Wright

Esta es una canción de hace unos cuantos años
que nunca llegué a subir al blog.

Aquí va, ahora. 


De noche, la luna brilla


De noche,
brilla la luna
en la laguna.

De noche,
brilla la luna
como ninguna.


La luna,
en la noche, brilla
y me hace cosquilla.

Brilla
luna de noche
a troche y moche.


La luna
sale de noche
y duerme de día.

Si no fuera
tan de noche
no brillaría.


De noche,
la luna fina
brilla en la esquina.

De noche,
la luna fina
ya se adivina.


La luna,
si es luna nueva,
a soñar me lleva.

Brilla
la luna llena
que es luna buena.


La luna
sale de noche
y duerme de día.

Si no fuera
tan de noche
no brillaría.


De noche,
la luna brilla,
brilla la luna.

De noche,
la luna brilla,
brilla la luna.


----
Canción: De noche, la luna brilla


4 de marzo de 2019

Volveré siempre a San Juan



Aquí, “Volveré siempre a San Juan”,
de Armando Tejada Gómez y Ariel Ramírez.

Guitarras y voces: Douglas Wright

(Otra vez, la imagen es de Carlos Porta.)

"Y las diurnas acequias
reparten el grillo
de mi corazón"...


----
Canción: Volveré siempre a San Juan


27 de febrero de 2019

Una arboleda, tranquila




Una arboleda, tranquila


Una arboleda, tranquila,
a la hora de la siesta;
todo el paisaje, en silencio,
parece, se despereza.

Una arboleda, tranquila,
bajo un gran cielo celeste;
todo sereno, callado,
todo en calma, todo agreste.

Una arboleda, tranquila,
parece, duerme la siesta;
¡y la siesta es una fiesta:
una fiesta de silencios,
una fiesta de frescor,
una fiesta de amarillos,
una fiesta de verdor!


Douglas Wright



Cien cordilleras






Cien cordilleras


Cien cordilleras de nubes,
cien cordilleras de hielo
allá, detrás de los árboles,
¡qué digo, arriba en el cielo!

Cien cordilleras de hielo,
cien cordilleras de nubes
como montañas gigantes
que allá, por el cielo, suben.

¡Qué manera de treparlas
a esas montañas heladas!,
de treparlas con mis ganas
y con mi imaginación,
¡qué digo, con mi mirada!


Douglas Wright




23 de febrero de 2019

¿Adónde se van las sombras?


¿Adónde se van las sombras? 

¿Adónde se van las sombras
cuando se van a dormir?;
allá al fondo, tras el cerco
que rodea mi jardín.


¿Adónde se van las sombras
cuando ya cae la tarde?;
allá, justo al lado opuesto
de ese gran cielo que arde.

¿Adónde se van las sombras
cuando ya llega la noche?;
allá, al fondo de la calle,
justo detrás de los coches.


¿Adónde se van las sombras
cuando ya se acaba el día?;
allá, detrás de las plantas
del balcón de mi vecina.

¿Adónde se van las sombras?
adónde, yo me pregunto;
tal vez se van a sus casas,
más allá del horizonte,
al otro lado del mundo.


 Douglas Wright


16 de febrero de 2019

Arbolito, arbolito




Arbolito, arbolito


Arbolito, arbolito,
con hojitas que se mecen
con la brisa de la tarde
—¡lucecitas amarillas,
eso es lo que parecen!

Arbolito, arbolito
—¡como esos de Navidad!—,
con hojitas que se mecen
como luces tintineantes,
¡una fiesta de verdad!

¡Arbolito, arbolito,
tus hojitas amarillas
—que se mecen en la tarde—
como farolitos cantan,
como farolitos bailan,
como farolitos brillan!


Douglas Wright