21 de julio de 2017

“¿Por qué escribo poesías?”




“¿Por qué escribo poesías?”


La pregunta es la siguiente:
“¿por qué escribo poesías?”;
y la respuesta es sencilla:
 “está en mi naturaleza,
¡imposible no escribirlas!”.


Douglas Wright


20 de julio de 2017

Un maestro de la línea...




Un maestro de la línea,
un maestro del color,
un maestro de la vida,
un maestro del amor.

Un maestro impresionante,
Un maestro Impresionista;
la pregunta es la siguiente:
¿de qué Vincent hablo yo?




(Van Gogh)


Adrenalinda


Adrenalinda

Hermana de las hormonas —y altoparlante
de los neurotransmisores—, la Adrenalinda
es una adrenalina linda producida, en parte,
por las glándulas Super-renales (más renales
que las supra…) y, en parte —en gran parte—,
por la vida misma: por las ganas de vivir,
¡por las ganas de vivirla!



En la ilustración, una instantánea de la energía
de la vida —capturada en plena acción. 


19 de julio de 2017

Cúpulas de Buenos Aires – sabor tango




Canción basada en los
“Bocaditos de Buenos Aires”.

Esta vez con los arreglos “tangueros”
de Carlos Porta.


Letra y música: Douglas Wright

Arreglos y guitarra: Carlos Porta
Voces: Douglas Wright


“Cúpulas de Buenos Aires,
tan lindas como sombreros…”


----
Canción: Cúpulas de Buenos Aires – sabor tango


¡Patinaje sobre el “yellow”!


¡Patinaje sobre el “yellow”!

Con patines amarillos,
me deslizo sobre el hielo;
¡qué lindo que es patinar
en la mañana de invierno!

El sol brilla en mis patines
que relucen como nuevos;
esto es lo que yo llamo:
¡patinaje sobre el “yellow”!

Douglas Wright



17 de julio de 2017

Vibraciones en el aire


Vibraciones en el aire

A Don Luis y a Daniel
(ellos, también, vibraciones…)


Vibraciones en el aire
—vibraciones de colores—,
toda la mañana vibra
como al son de unos tambores.

Celeste y blanco, en el cielo
—y verdes por todos lados—,
tambores de mil colores
—lilas, naranjas, rosados.

Vibraciones de colores
—en el aire, vibraciones—,
mil colores relucientes
van llenando la mañana
como si fueran canciones.


Douglas Wright



14 de julio de 2017

Así —tal vez— es la vida


Así —tal vez— es la vida 

¡Ah, mis ojos, cómo ven!
—¡qué lindo que ven mis ojos!—,
pero ¿qué hace que ellos vean?
—de eso sé poco, muy poco.

¿Y ese aire que respiro
que entra y sale sin parar?
—qué es lo que hace que respire
es un misterio total.

¡Y cómo crecen mis pelos!
—que crecen sin mi permiso—;
¿cómo es que crecen, por qué,
qué proceso así lo quiso?

…Mis huesos, mi corazón
—toda mi circulación—;
mis órganos y mis glándulas
¡y hasta mi imaginación!...

¿Qué sé yo?, ¡yo no lo sé!,
difícil de imaginar;
así —tal vez— es la vida:
más que algo a resolver,
¡algo para vivenciar! 

El Viejo Now



“Un corazón que sea grande”


“Un corazón que sea grande” 

 “Un corazón que sea grande,
tan grande como una casa”
—tan grande como mi cuadra,
tan grande como la plaza.

“Un corazón que sea grande”
—así se solía decir—,
pero no grande en tamaño
sino grande en energía:
la energía de la vida,
¡la energía del vivir! 

El Viejo Now



13 de julio de 2017

Una canción de cuna para la luna


Una canción de cuna para la luna


Una canción de cuna
para la luna;
una canción de cuna
le canta el sol.

¡Cómo duerme la luna,
—como ninguna—
si esta canción de cuna
le canta el sol!


Tra La La La
Tra La La La
Tra La La La La La La


Esta canción de cuna
barre la bruma;
las estrellas son coros
de resplandor.

Clara duerme la luna
cuando no hay bruma;
en un cielo estrellado
duerme mejor.


Tra La La La
Tra La La La
Tra La La La La La La


Luna, lunita clara,
duerme la luna;
clara luna, lunita,
luna de amor.

La noche clara vela
su sueño lindo,
mientras la luna sueña
que esta canción de cuna
le canta el sol.


Tra La La La
Tra La La La
Tra La La La La La La


Douglas Wright



7 de julio de 2017

La mirada hace al mundo


La mirada hace al mundo
(la mirada nace al mundo)


La mirada hace al mundo
—es así y no al revés—;
ese mundo que está ahí
es tal y como lo ves.

Cuando cambio mi mirada,
cambia mi modo de ver
—y un nuevo mundo aparece,
uno acaba de nacer.

Mi mirada nace al mundo
—digo que lo hace nacer—;
ese mundo de verdad,
está en mi modo de ver.

No me canso de mirar
un mundo que sea hermoso
–que le devuelva alegría,
que le devuelva bondad
a ese mirar de mis ojos.


El Viejo Now



4 de julio de 2017

Un Wimbledon de ilusión




Un Wimbledon de ilusión


Esta arboleda de álamos,
alrededor del frontón,
es la tribuna repleta
de mi propio Wimbledon.

Estos álamos plateados
observan cada jugada
con una mirada atenta,
con mirada concentrada.

Este público de álamos
sigue con expectación
el osado desafío
al imbatible frontón.

Esta arboleda de álamos
aprueba con interés
mi sevicio, mi volea,
mi derecha y mi revés.

Estos álamos plateados
añoran sobremanera
el tiempo en que las raquetas
eran, también, de madera.

Este público de álamos
declara el juego empatado:
el frontón devuelve todo
y yo, los álamos piensan,
¡con qué entusiasmo he jugado!


Douglas Wright



2 de julio de 2017

Mis poesías son canciones




Mis poesías son canciones 


Mis poesías son canciones
todavía por cantar;
creo que es la “musiquita”
la que me lleva a rimar.

Una musiquita empieza
a resonar en mi mente
con su rítmico Tun-Tun,
con su Tra-La-La emergente.

Mis poesías son canciones
todavía no cantadas;
¿quién suena la musiquita,
será algún coro de hadas? 


El Viejo Now


Mis poesías para chicos




Mis poesías para chicos 

Mis poesías para chicos
son poesías para grandes
—grandes con una mirada,
¿cómo podría decirlo?:
¡como de jardín de infantes! 

El Viejo Now